Técnicas de fisioterapia para mantener la fuerza en pacientes con esclerosis múltiple

Mantener la fuerza es uno los problemas a los que los enfermos de esclerosis múltiple tienen que hacer frente. Las tablas de ejercicios fisioterapéuticos permiten ejercitar la musculatura evitando contracturas y manteniendo las distintas partes del cuerpo ágiles y activas.

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa que avanza paso a paso disminuyendo sobre todo las capacidades de los pacientes. Por este motivo es muy importante comenzar rápidamente un tratamiento adecuado a tu estado. Una vez que te hayan diagnosticado la esclerosis trata de aceptarlo cuanto antes y empieza a poner los medios para que los síntomas no avancen y puedes frenar la aparición de nuevas secuelas.

Los ejercicios fisioterapéuticos le ayudarán a mantener la fuerza de las piernas.

Los ejercicios fisioterapéuticos le ayudarán a mantener la fuerza de las piernas.

Este tipo de enfermedad que afecta al sistema nervioso central ataca principalmente al cerebro y a la médula espinal. La reacción de cada cuerpo es única, pero en general se puede decir que se presenta de la siguiente forma:

  • Temblores
  • Mareos y pérdida del equilibrio
  • Falta de coordinación de los movimientos
  • Debilidad y problemas para caminar

Muchos de los problemas que se manifiestan por la esclerosis múltiple están relacionados con la pérdida de fuerza y la aparición de dolores. Por este motivo es esencial cuidarla, mantenerla y tratar de recuperarla.

En nuestra clínica somos especialistas en fisioterapia de enfermedades neurológicas y nuestros equipos conocen las últimas técnicas y tratamientos para mantener la fuerza de las personas con esclerosis múltiple. Algunos de los ejercicios y técnicas más usuales son las siguientes:

  1. El puente. Con este ejercicio se busca mantener y fomentar la fuerza del tronco. Debes colocarte tumbado en el suelo con la espalda recta y las rodillas flexionadas. Después tensa los glúteos y luego trata de elevarlos haciendo un puente. Mantén esa posición unos segundos y después baja lentamente. Repite el proceso unas 5 veces.
  2. Estiramiento de piernas. Aquí también se trabaja la fuerza de la zona del tronco. Arrodillado a cuatro patas trata de elevar una pierna estirándolo al máximo. Si ves que no puedes levantar la pierna inténtalo primera deslizándola por el suelo. Repite este ejercicio entre 3 y 5 veces.
  3. Elevación de los brazos. Para ejercitar la fuerza de los brazos siéntate en una silla con la espalda recta. Coge unas pesas con ambas manos y comienza a subirlas hasta la cabeza. Repite este ejercicio 10 veces.
  4. Flexión de rodilla. Con este ejercicio potenciarás  la fuerza de toda la zona de las piernas. Tumbado en el suelo con la espalda recta y los brazos pegados al cuerpo comienza a levantar la rodilla tratando de llegar lo más arriba posible, si es preciso ayúdate de las manos para poder flexionar más pierna. Repite el ejercicio unas 5 veces con cada pierna.
Mantener la fuerza es el primer paso para trabajar el equilibrio en las personas con esclerosis.

Mantener la fuerza es el primer paso para trabajar el equilibrio en las personas con esclerosis.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies