Esclerosis múltiple, la ayuda de familiares en la rehabilitación fisioterapéutica

La familia es siempre un apoyo fundamental y en el caso de los pacientes con esclerosis múltiple también. Aunque esta enfermedad permite a los pacientes mantenerse independientes durante mucho tiempo, también es cierto que hay ciertas etapas en las que la dependencia es mayor y la ayuda y colaboración de la familia o amigos es necesaria.

Los tratamientos de rehabilitación de las personas diagnosticadas con esclerosis múltiple suelen consistir en programas que combinan los masajes fisioterapéuticos y los ejercicios para fortalecer los músculos y corregir malas posturas derivadas de la propia enfermedad. Estos tratamientos diarios a menudo se realizan solo entre paciente y fisioterapeuta, pero también hay ejercicios en los que la colaboración de algún familiar es bienvenida.

La ayuda de los familiares es determinante en la recuperación de pacientes con esclerosis.

La ayuda de los familiares es determinante en la recuperación de pacientes con esclerosis.

Esta participación no se limita solo a ayudar a la realizar los ejercicios propiamente dichos, que también, es más bien una participación y apoyo moral. Es decir, cuando a alguien le diagnostican esclerosis múltiple es inevitable una etapa de miedo e incluso depresión por la manera en la que se nos plantea el futuro. En esos momentos saber que no estamos solos es fundamental. Contar con la escucha y colaboración de alguien cercano acelerará el proceso de asimilación de la esclerosis múltiple y así, comenzará antes el proceso de rehabilitación.

En cuanto a la rehabilitación propiamente dicha, hay que explicar primero cuáles son sus principales campos de acción. La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica del sistema nervioso central que afecta sobre todo a la habilidad de los nervios para conducir las órdenes del cerebro; por ello, los principales síntomas son los siguientes:

  • Trastornos de equilibrio
  • Sensación de hormigueo, picazón y entumecimiento de distintas partes del cuerpo
  • Pérdida de la fuerza de los brazos y piernas
  • Aparición de dolores inesperados
  • Visión borrosa
  • Descoordinación de movimientos

Para paliar estos síntomas la fisioterapia programa toda una serie de ejercicios de estiramientos, flexibilidad y fortalecimiento de los músculos que los familiares también pueden aprender para después ayudar al paciente a realizarlos en casa o cuando surja un momento de crisis ante la aparición de dolores o contracturas repentinas.

Su familia puede ayudarle a realizar sencillos ejercicios para la mano.

Su familia puede ayudarle a realizar sencillos ejercicios para la mano.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies