Programa de fisioterapia neurológica para vivir con esclerosis múltiple

Aprender a vivir con esclerosis múltiple no es fácil. Sin embargo, es algo que debe asumir y cuanto antes lo consiga su vida y la de las personas que le rodean será más llevadera. Un adecuado programa de fisioterapia neurológica será un bastón en el que apoyarse para comenzar ese nuevo camino al que se enfrenta: una vida con esclerosis múltiple.

La rehabilitación en una persona con esclerosis múltiple se convierte en una carrera de fondo y la fisioterapia neurológica le dará las pautas para afrontarla de la manera más adecuada, manteniendo sus capacidades, frenando los síntomas que ya han aparecido y tratando de retrasar la aparición de otros nuevos. Como paciente con esclerosis múltiple, lo primero que debe saber es que la práctica de ejercicios diaria es fundamental para mantener su estado general de salud y evitar la aparición de otro tipo de complicaciones derivadas de las discapacidades.

El éxito de este trabajo depende en gran medida de su actitud, su constancia para seguir los consejos y recomendaciones que le demos sus fisioterapeutas. Aunque como supondrá cada caso es único, por lo general los programas de fisioterapia neurológica para personas con esclerosis múltiple recomiendan hacer ejercicio todos los días durante unos quince minutos. Lo importante es que trate de aprovecharlos al máximo, pero eso sí, controlando el esfuerzo; porque tan malo es no hacer ejercicios como pasarse. Por eso, insistimos mucho en que tenga siempre presente los consejos que le den nuestros expertos en fisioterapia neurológica.

Como ya le hemos dicho, el ejercicio físico es esencial para vivir con esclerosis múltiple. Los programas de fisioterapia neurológica le ayudarán a realizar ejercicios de estiramiento y movimiento de músculos y tendones. La mayoría de los programas se centran en abordar cinco categorías:

  1. Flexibilidad. Nuestros especialistas en fisioterapia neurológica le explicarán cómo hacer una serie de ejercicios para estirar bien los músculos y tendones mientras se mantiene la movilidad de las articulaciones. Cuando se vive con esclerosis múltiple aparece la reducción de movilidad, la rigidez y la debilidad. Por eso, es vital la práctica de ejercicios que luchen contra la rigidez y eviten la aparición de contracturas dolorosas.
  2. Fortalecimiento. No es otra cosa que incrementar la fuerza de sus músculos. Los programas son muy sencillos, a veces sólo es levantar una extremidad, a través de resistencia (con una goma elástica) o con pesas.
  3. Resistencia. la fisioterapia neurológica le ayudará a mejorar la función del corazón y los pulmones. Los ejercicios suelen ser caminar, andar en bicicleta estática o nadar.
  4. Equilibrio y coordinación. La esclerosis múltiple afecta mucho al equilibrio y con ejercicios rítmicos de las manos y los pies se mejora.
  5. Relajamiento. Aquí se busca reducir la tensión física y mental con respiraciones, música

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies