Tratamiento fisioterapéutico a domicilio después de un ictus

Su principal objetivo después de haber sufrido un ictus será dejar atrás cuanto antes esta etapa y acelerar su recuperación lo máximo posible. Para alcanzar esta meta un tratamiento fisioterapéutico a medida de sus circunstancias será la mejor herramienta. Si además este programa de rehabilitación lo puede realizar en su propio domicilio aún mejor.

La terapia a domicilio después de un ictus es fundamental para acelerar la recuperación.

La terapia a domicilio después de un ictus es fundamental para acelerar la recuperación.

Pues bien, ha de saber que todo esto es posible. Que en cuanto vuelva a casa puede disponer de uno de nuestros equipos de fisioterapeutas especializados en enfermedades neurológicas que estudiará con detalle su caso para diseñar un plan a medida que se revisará y modificará dependiendo de cuál sea su evolución.

Sin duda, para usted y sus familiares recibir el tratamiento fisioterapéutico a domicilio es una ventaja que, además de reducir los inconvenientes que conlleva el traslado a la clínica, incide de manera considerable en el estado de ánimo con el que afronta la sesión de rehabilitación. Es decir, como ya sabrá su actitud a la hora de trabajar con su fisioterapeuta es determinante y si está relajado y tranquilo en su hogar estará más receptivo para asimilar las indicaciones de su fisioterapeuta y participar de forma activa en los ejercicios.

Los ejercicios diarios en su hogar le ayudarán a recuperar la movilidad de los brazos.

Los ejercicios diarios en su hogar le ayudarán a recuperar la movilidad de los brazos.

En cuanto a la planificación de las sesiones tampoco debe preocuparse. Mantendrá contacto directo con su especialista por si es necesario hacer cualquier cambio.

Pero veamos qué tipo de ayuda y ejercicios de rehabilitación puede hacer en su casa:

  • Lo primero que debe tener en cuenta es que el objetivo de la fisioterapia después de sufrir un ictus es prevenir las complicaciones derivadas de la inmovilidad, problemas circulatorios, úlceras, agarrotamientos y contracturas…
  • Asimismo, la fisioterapia neurológica trata de acelerar la recuperación de las zonas afectadas y mantener lo conseguido; sin descuidar el cuidado y utilización de las partes sanas.
  • Todo este trabajo además sirve en muchos casos para prevenir una recaída.
  • En cuanto a los ejercicios que se pueden realizar con la ayuda de su fisioterapeuta en su domicilio los hay de todo tipo: tumbado, sentado o de pie. Tumbado en la cama puede realizar ejercicios para mejorar la movilidad de hombro, codo y mano. Por ejemplo, para trabajar el hombro su fisio abrazará firmemente su axila con una mano y con la otra levantará su brazo.
  • Sentado en la cama o una silla puede realizar ejercicios de rotación del tronco. Con la mano afectada por el ictus en el borde la cama, girar el cuerpo hacia el lado contrario estirando el brazo sano, como si fuera a coger un objeto que tuviera detrás.
  • De pie hará flexiones y extensiones de hombro. Para ello agarrará un palo largo y alejará y acercará el palo de su cuerpo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies