Cómo paliar los dolores musculares derivados del Parkinson con fisioterapia neurológica

Paliar los dolores derivados del Parkinson es uno de los objetivos primordiales de la fisioterapia neurológica. En los primeros estadios de la enfermedad los dolores no son tan acusados, pero poco a poco y según la evolución del Parkinson los músculos de distintas partes del cuerpo se agarrotan, se debilitan y retuercen provocando importantes y constantes dolores a los pacientes.

La fisioterapia consigue reducir los dolores derivados del Parkinson.

La fisioterapia consigue reducir los dolores derivados del Parkinson.

Para todos ellos el trabajo diario con expertos en fisioterapia neurológica puede ser un alivio para sobrellevar esta situación. El tratamiento para disminuir los dolores musculares del Parkinson debe comenzar cuando se manifiesten los primeros síntomas de la enfermedad y, en la medida de lo posible, tratar de frenar el avance del Parkinson.

Los estiramientos son una de las técnicas que consigue reducir los dolores y contracturas.

Los estiramientos son una de las técnicas que consigue reducir los dolores y contracturas.

La actividad física diaria es esencial en las personas con Parkinson para mantener su tono muscular, sus funciones motoras y tratar de paliar los dolores que provocan las contracturas y otras malas posiciones que se adoptan. Algunos de los ejercicios que nuestros expertos en fisioterapia neurológica le propondrán para disminuir los dolores musculares son los siguientes:

  • Hombros y brazos. Esta zona puede ser especialmente dolorosa por las contracturas que se producen en los hombros cerca del cuello. Para disminuir los dolores musculares de esta zona se suelen realizar ejercicios en los que se encogen los hombros hacia arriba y después se descansa para luego mover los hombros en círculo hacia delante y hacia atrás. Luego se coloca las manos en la nuca y hay que llevar el codo hacia delante y hacia atrás. Elevar y bajar los brazos lo máximo posible.
  • Las manos. Las manos temblorosas, agarrotadas y con dolores es muy común en la personas con Parkinson. La fisioterapia neurológica ayuda a disminuir ese dolor con ejercicios que hacen mover las muñecas describiendo círculos hacia un lado y hacia otro. También es interesante realizar ejercicios con los codos presionando el abdomen y las palmas de las manos hacia arriba y así abrir y cerrar la mano.
  • Cuello. Como hemos dicho antes esta zona suele ser especialmente dolorosa. En estos casos la fisioterapia neurológica aconseja realizar ejercicios sentado en una silla con la espalda recta y así mover la cabeza hacia delante hasta tocar el pecho y después ir hacia atrás. También en esta posición girar la cabeza hacia la derecha y la izquierda.
  • Piernas. El dolor en los músculos de las piernas se puede restar practicando ejercicios sentado y levantando una pierna y colocar el tobillo sobre la rodilla de la pierna opuesta. En esta postura, empujar la pierna flexionada hacia abajo. También sentado en una silla, elevar y bajar las piernas como si se estuviera caminando.

También te podría gustar...

Deja un comentario