Tratamiento fisioterapéutico a domicilio para personas con Parkinson

La atención fisioterapéutica a domicilio para las personas con Parkinson supone una gran ventaja y ayuda, sobre todo en los casos en los que la enfermedad está más avanzada. El Parkinson es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce, con el paso del tiempo, a una incapacidad progresiva.

Muchos ejercicios fisioterapéuticos se pueden realizar en su propio domicilio.

Muchos ejercicios fisioterapéuticos se pueden realizar en su propio domicilio.

Por todo esto, el tratamiento fisioterapéutico se sitúa como una ayuda muy importante para combatir el avance de la enfermedad y tratar de que el paciente mantenga una calidad de vida lo más alta posible. Es cierto que esto no es nada nuevo para las personas que tienen Parkinson, lo que queremos recordarle es que este seguimiento y trabajo diario se puede realizar también en su propio domicilio. En concreto, nuestros expertos en fisioterapia neurológica se pueden trasladar hasta su hogar para realizar las tablas de ejercicios o realizar los masajes adecuados a sus circunstancias.

El fisioterapeuta llevará a su hogar el material necesario para su rehabilitación.

El fisioterapeuta llevará a su hogar el material necesario para su rehabilitación.

Esta atención a domicilio puede abordar todos los síntomas característicos del Parkinson como el temblor, la rigidez, la bradicinesia (la lentitud en la ejecución de los movimientos), la inestabilidad postural o las alteraciones de la marcha. Puesto que el Parkinson es una enfermedad degenerativa el tratamiento fisioterapéutico se revisará de forma periódica para adecuarlo a las circunstancias concretas de cada caso.

Pero concretemos más. La fisioterapia neurológica a domicilio se plantea los siguientes retos:

  • A corto plazo

– Mantener y en la medida de lo posible aumentar la capacidad articular.
– Incrementar la fuerza de los músculos de todos los miembros y aumentar la estabilidad del tronco.
– Trabajar el enderezamiento y el equilibrio.
– Mantener y mejorar la función respiratoria.
– Trabajar actividades funcionales de la vida diaria, como por ejemplo la marcha y aprender a salvar obstáculos.

  • A largo plazo

– Tratar de prevenir la aparición de contracturas musculares y las deformaciones que poco a poco se van desarrollando.
– La simetría es otro de los campos en los que la fisioterapia neurológica se centra mucho, se trabaja el alineamiento y la corrección de la postura.
– Mantener la independencia funcional el mayor tiempo posible.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies