Ejercicios para recuperar la motricidad fina tras un ictus

Cuando se sufre un ictus es fundamental tratar de manera especial las funciones motoras relacionadas con la motricidad fina. A menudo se suele pensar que las secuelas de un accidente cerebro vascular son más evidentes y fuertes en las capacidades motoras gruesas, es decir, con todo lo relacionado con la movilidad. Sin embargo, la motricidad fina es determinante para la independencia y autonomía del paciente.

Nuestros fisioterapeutas incluyen en sus programas de rehabilitación una parte especial de la terapia para trabajar estos movimientos finos. Es cierto que tras sufrir un ictus el grueso del programa de recuperación se centra en devolver al paciente la fuerza y movilidad de las extremidades y controlar su tronco. También son habituales los problemas de pérdida de equilibrio y descoordinación a la hora de caminar, levantarse, sentarse…

Ejercicios como coger y estirar una cinta ayudan a mejorar la motricidad fina,

Ejercicios como coger y estirar una cinta ayudan a mejorar la motricidad fina,

Pero una vez que el paciente ha ido recuperando habilidades en estas áreas es el momento de irse concentrando en movimientos más precisos. Algunos de ellos son, por ejemplo, los que nos permiten dibujar, usar las tijeras, atarse los cordones de los zapatos, escribir o realizar otras actividades que requieren más enfoque y habilidad de movimientos y control del cerebro.

Para trabajar estas habilidades su fisioterapeuta programará actividades y ejercicios muy precisos, destinados a mejorar su motricidad fina. Estas son algunas de las actividades que le pueden proponer:

  • Encestar unas canicas o pelotas pequeñas en una caja de cartón colocada en la esquina de una habitación. Sus manos tendrán que manipular algo tan pequeño como una canica son que se le caiga y realizar el movimiento para la lanzarla y apuntar.
  • Agarrar con las manos unas bandas elásticas resistentes al peso y tratar de estirarlas. Además de trabajar la capacidad de coger y asir la cinta, tendrá que ejercer fuerza localizada con determinados músculos.
  • Apretar una bola de goma para estimular la fuerza de las manos y en concreto de los dedos.
  • En un tablero con clavijas quitarlas y ponerlas repetidamente. Es un ejercicio que requiere concentración y agilidad para acertar, sobre todo, al introducir la clavija.
  • Realizar movimientos de dedos, forzando a las manos a ejercer fuerza sobre un objeto concreto.
  • Lanzar al aire y coger un objeto pequeño, como una pelota o una moneda.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies