Ejercicios fisioterapéuticos en la recta final de la rehabilitación de un ictus

En Fisiohogar nos hemos propuesto, entre otras cosas, dar a conocer las ventajas que tiene que las personas que han sufrido un ictus pongan cuanto antes en marcha su rehabilitación y que, además, lo hagan mediante la fisioterapia. Y es que esta les va a permitir recuperarse con los mejores resultados y en el menor espacio de tiempo.

Para poder alcanzar ese objetivo, como ya hemos mostrado en artículos anteriores, el paciente tendrá que llevar a cabo ejercicios específicos y concretos en cada fase del proceso de rehabilitación. Sólo de esta manera podrá avanzar de manera firme y eficaz.

En este caso vamos a centrarnos en las actividades que tendrá que acometer en la última etapa, en la recta final en la que los pacientes ya caminan con o sin ayuda y están perfectamente capacitados para poder agarrar con cierta firmeza objetos que tienen al alcance. Se trata de propuestas que se adaptarán a las características específicas de cada persona (edad, estado de forma, evolución, zonas del cuerpo que se han visto más afectadas por el ictus…) y que se desarrollarán en sesiones diarias.

Fisiohogar trabaja con pacientes de ictus

Fisiohogar trabaja con pacientes de ictus

Con mayor exactitud podemos determinar que, por regla general, en esta fase de la rehabilitación del ictus dos serán las metas a alcanzar: mejorar y consolidar lo que es la capacidad de marcha y perfeccionar de forma contundente lo que son las actividades del día a día, en las que el afectado necesitará tener la mayor autonomía posible.

Para poder alcanzar ambas, lo habitual es que el fisioterapeuta establezca los siguientes ejercicios:

  1. A la hora de conseguir que pueda caminar con mucha mayor estabilidad y sin miedo a caerse, se realizarán actividades con esteras, ejercicios específicos de equilibrio, se acometerán propuestas en cuanto a trabajo funcional, se llevarán a cabo ejercicios para mejorar la coordinación en cuanto a extremidades inferiores y superiores o se puede incluso recurrir a marchar por distintos tipos de terreno.

  2. En cuanto a poder lograr que la persona que ha sufrido el ictus pueda desenvolverse por sí misma a la hora de acometer actividades de su día a día sin ayuda, el profesional de la fisioterapia en cuestión optará por programarle las que le ayuden a aumentar la coordinación, las que le den fortaleza y tonicidad a sus músculos, las que le sirvan para adquirir flexibilidad y absoluta movilidad de las articulaciones…

Planificación de ejercicios para pacientes de ictus

Planificación de ejercicios para pacientes de ictus

También te podría gustar...

Deja un comentario