Objetivos de la fisioterapia neurológica en pacientes que han sufrido un ictus

Cuando una persona ha superado un ictus se presenta ante él o ella la dura tarea de su recuperación. Para alcanzar este reto la atención y ayuda fisioterapéutica son elementos esenciales. Los objetivos a conseguir pueden ser muchos  variados. Todo estará en función de cómo ha sido el ictus y a qué partes y habilidades de su cuerpo ha afectado.

La recuperación de la fuerza y la movilidad es uno de los objetivos tras sufrir un ictus.

La recuperación de la fuerza y la movilidad es uno de los objetivos tras sufrir un ictus.

En general, podemos decir que algunos de los objetivos de la fisioterapia neurológica en casos de ictus son:

  • Eliminación del dolor
  • Capacidad de movimiento
  • Equilibrio
  • Habilidades motrices finas y gruesas

Antes de entrar en detalle sobre estos objetivos queremos recordarle que la fisioterapia neurológica, para que sea efectiva, requiere de su plena participación. Aunque se encuentre débil y afectado por todo lo que le ha pasado, le pedimos un esfuerzo extra para acudir a las sesiones de terapia con una actitud positiva, pensando que puede mejorar y superar el ictus y volver a llevar una vida plena e independiente.

Volviendo a los objetivos a alcanzar de mano de la fisioterapia neurológica analicémoslos un poco más:

Eliminación del dolor

La aparición de dolores es casi inevitable después de un ictus. Partes de su cuerpo estarán más afectadas por cierta parálisis y la pérdida de musculación y de movilidad puede causarle dolores. También las  malas posturas o contracturas. A través de masajes fisioterapéuticos estas rigideces y tensiones van diluyéndose o al menos mitigándose y le permiten tener una calidad de vida mayor.

Capacidad de movimiento

La pérdida de movilidad es una de las cosas que más afectan a las personas que han sufrido un accidente cerebro vascular. No poder caminar y moverse con autonomía es muy duro. Por eso un objetivo primordial de la fisioterapia neurológica es ayudar a los pacientes a moverse. A través de ejercicios muy concretos y adaptados a cada etapa de su recuperación comenzará a ver que vuelve a ser capaz de levantarse, sentarse, caminar o subir y bajar escaleras de manera autónoma.

Equilibrio

La falta de equilibrio también suele estar asociada a los ictus. Para recuperarlo su fisioterapeuta le ayudará a hacer ejercicios que trabajen la fuerza de sus músculos y que le permitan coordinas movimientos y posiciones.

Habilidades motrices finas y gruesas

Otro de las secuelas de un ictus son las relacionadas con las habilidades motrices finas y gruesas. Ejercicios y movimientos diarios le ayudarán a volver a coger un boli y escribir, usar los cubiertos, vestirse o controlar los movimientos corporales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies