Precauciones fisioterapéuticas en las sesiones con personas con esclerosis múltiple

Desde el momento que sus médicos les indican que sufren esclerosis múltiple, es fundamental que se pongan en manos de fisioterapeutas, ya que gracias a los ejercicios y actividades que estos les indiquen podrán mantener su estado de forma, su autonomía e incluso hacerle frente de la manera más contundente posible a los síntomas que vayan apareciendo progresivamente.

Esos profesionales no sólo se encargarán de establecer planes físicos teniendo en cuenta su edad, su salud o la fase de la enfermedad en la que se encuentran sino que además extremarán los cuidados en pro de conseguir que sus pacientes no sufran ningún tipo de daño o lesión.

La fisioterapia neurológica ayuda a pailar los principales síntomas de la esclerosis múltiple.

La fisioterapia ayuda a paliar los principales síntomas de la esclerosis múltiple.

En concreto, los citados expertos, como son los que dan forma a la plantilla de Fisiohogar, tienen muy en cuenta cuáles son las recomendaciones y precauciones de tipo fisioterapéutico más importantes que se determinan en cuanto a tratar a personas con esclerosis múltiple:

  • Es imprescindible que, bajo ningún concepto, se fuerce ninguna parte del cuerpo del paciente y es que si no se cumple esta máxima puede ocurrir que ese sufra un fuerte dolor que le cause serias y graves consecuencias en su cuerpo.

  • Vital es también que el paciente pueda contar en todo momento con la ayuda del fisioterapeuta en los casos en los que la zona de su cuerpo con la que esté trabajando esté muy debilitada a causa de la patología mencionada.

  • De la misma manera, se considera necesario que todos los ejercicios que se hayan establecido para la sesión se realicen sin prisas y con suavidad. ¿Por qué? Porque esa es la forma de que los músculos no sufran ningún daño, de que puedan relajarse y estirarse al mismo tiempo, de que no se favorezca la aparición de la espasticidad

  • Una regla de oro en las sesiones de fisioterapia de este tipo es que los ejercicios vayan avanzando y “dificultándose” de manera progresiva y, por supuesto, adaptándose al proceso que lleva la enfermedad y de las necesidades que va requiriendo el individuo.

  • Entre ejercicio y ejercicio o entre series, el paciente tiene que descansar de manera obligatoria para que así sus músculos no sufran sobrecargas ni daños de ningún tipo.

  • También es vital que el fisioterapeuta enseñe al enfermo de esclerosis múltiple a respirar durante los ejercicios, pues eso le servirá de gran ayuda para relajarse, para evitar tensiones y para no sufrir molestias.

Ejercicios de fisioterapia en casos de esclerosis múltiple

Ejercicios de fisioterapia en casos de esclerosis múltiple

También te podría gustar...

Deja un comentario